Un conductor ebrio colisiona con siete vehículos estacionados en una calle de La Gangosa

La Policía Local intercepta a otro conductor que cuadruplicaba la tasa de alcohol permitida circulando en dirección contraria por el boulevard

Vícar, 5 de septiembre de 2018: Un conductor que circulaba bajo la influencia del alcohol protagonizó días atrás un espectacular accidente en la calle Jaspe de La Gangosa, donde colisionó con hasta siete vehículos que se encontraban perfectamente estacionados, causando daños además en la fachada de un edificio. El accidente tuvo lugar el pasado día 24, alrededor de las once de la noche, cuando el conductor de un Seat León, un ciudadano marroquí, cuyo nombre se corresponde con las siglas R.A., de 23 años de edad, colisionó con los coches que se encontraban aparcados en dicho tramo de la vía. Tras colisionar contra el primer vehículo, R.A., siguió avanzando con su vehículo a lo largo de un trayecto de 56 metros, impactando con todos los vehículos que se encontraban allí estacionados, hasta empotrarse contra la fachada de un edificio. Afortunadamente no hubo que lamentar daños personales, pero sí cuantiosos destrozos en los coches afectados.

 

La violencia de los impactos y lo aparatoso del accidente hizo que se originara un gran tumulto de curiosos. La rápida intervención de la Policía Local evitó que se produjeran mayores incidencias. Tras someter al conductor al test de alcoholemia se comprobó que superaba la tasa legal permitida, por lo que se instruyeron diligencias y se le puso a disposición del Juzgado de Instrucción de Almería por un delito contra la Seguridad Vial.

 

Por otra parte, alrededor de las nueve y media de la noche del pasado martes, un patrullero de la Policía Local consiguió interceptar al conductor de una Peugeot Partner, que circulaba en dirección contraria por el Boulevard Ciudad de Vícar en el tramo comprendido entre la Rotonda de la Cultura y la de Puebla de Vícar. En el momento de darle el alto, uno de los agentes estuvo a punto de ser arrollado. Finalmente el conductor, que responde a las iniciales de J.A.M., de 53 años, detuvo su vehículo y tras practicarle la prueba de alcoholemia, se comprobó que cudruplicaba la tasa permitida, por lo que se le puso inmediatamente a disposición del Juzgado de Guardia.