Antonio Bonilla insiste en la necesidad de que todas las partes implicadas colaboren para mejorar la imagen del campo almeriense

Ha acompañado al consejero de Agricultura en su visita a las tareas que se realizan en la campaña de la Junta para la retirada de plásticos agrícolas de las ramblas

 

Vícar, 24 de septiembre de 2018: El alcalde de Vícar, Antonio Bonilla, junto a los concejales de Agricultura y Medio Ambiente, Francisco Rodríguez y de Obras Publicas y Servicios, Rosendo Martínez, han acompañado  esta mañana al consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrígo Sánchez Haro en su visita a los trabajos que dentro de la campaña de retirada de plásticos agrícolas, se ha comenzado a ejecutar en el Poniente almeriense. Una campaña en la que  las consejerías de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural y Medio Ambiente y Ordenación del Territorio van a invertir más de seis millones de euros. Antonio Bonilla se ha sumado al consejero de Agricultura, a la hora de insistir en la necesidad de que  todas las partes implicadas colaboren para que el reciclaje de plásticos agrícolas no afecte a la buena imagen de la agricultura intensiva almeriense. Para Antonio Bonilla, "si queremos proyectar a exterior  una buena imagen de nuestra agricultura, es esencial trabajar de forma conjunta y sin dilación en la limpieza de nuestro campo, solo así podremos seguir avanzando en un modelo de producción respetuoso con el medio ambiente y que mejore la gestión de los residuos agrícolas bajo la perspectiva de la economía circular, el uso eficiente de los recursos naturales y el impulso y desarrollo de la bioeconomía".

 

Como se ha señalado durante la visita,  la campaña de retirada de plásticos agrícolas, que se envían directamente a plantas de tratamiento especializadas, es el resultado de meses de trabajo en los que se ha procedido en primer lugar a la detección y valoración de necesidades y a la identificación de zonas, así como a la consideración de la titularidad de las mismas. Posteriormente se ha iniciado la limpieza de estas parcelas, al tiempo que se ha llevado a cabo la agilización de autorizaciones de gestión de residuos y de la calificación ambiental favorable de las empresas por parte de los ayuntamientos. Todo ello se ha complementado con la priorización de información a los agricultores sobre cómo deben proceder para la entrega de residuos o el almacenamiento y conservación.


Las actuaciones se llevan a cabo en las principales zonas de cultivo, en las parcelas de titularidad pública en las que se acumulan restos plásticos procedentes de la agricultura, en los cauces fluviales y en las vías pecuarias. Todo esto se realiza con presupuesto propio de la Junta de Andalucía pese a no es su competencia.


Sánchez Haro ha reiterado que Andalucía “debe seguir siendo líder en producción y comercialización agrícola, pero también en el respeto al medio ambiente y en el cuidado de nuestro entorno”. Por ello, ha subrayado que todas las partes implicadas en esta cuestión “tienen que trabajar conjuntamente”, y en este sentido ha anunciado que “voy a invitar a todos los agentes del sector (ayuntamientos, organizaciones agrarias y Coexphal [la Asociación de Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas de Almería]) para firmar un protocolo para que, el día después de que acaben estos trabajos de limpieza, tengamos el control de nuestros residuos” y no vuelva a repetirse una situación como la actual.


En la provincia de Almería existen 25 centros de gestión de residuos autorizados para la recepción de residuos de plásticos agrícolas, aunque la mayoría gestionan otros tipos de residuos. De estos, seis centros se dedican exclusivamente a plásticos agrícolas, que realizan operaciones de clasificación y preparación de los restos para su envío a recicladores finales. Finalmente, son tres las plantas que están autorizadas para la valorización del plástico con la obtención de granza principalmente de polietileno de baja densidad.

 

Durante su visita a una de las parcelas ubicada en La Mojonera, donde se desarrollan los trabajos el consejero de Agricultura ha querido poner en valor el fuerte compromiso del Gobierno andaluz con el sector agrícola, con actuaciones de estas características. Sánchez Haro ha recordado proyectos tales como el Barrido Cero o el Compromiso Verde, la apuesta por la producción integrada que ya cuenta con más de 550.000 hectáreas en Andalucía, la limpieza de cauces fluviales como el del río Adra o la puesta en marcha de la Estrategia de Gestión de Restos Vegetales. Esta última ha permitido conceder ayudas para la adquisición de trituradoras, la creación de pequeñas y medianas plantas para tratar los restos vegetales por agentes autorizados o las compensaciones para el uso de rafia biodegradable, abonos verdes y compost, a través de las ayudas agroambientales.

Galería de imágenes:

Ver imagenVer imagenVer imagenVer imagen