Las obras de la nueva toma de agua de la Desaladora del Campo de Dalías en la Rambla del Pastor se acercan a su final

Iniciadas en diciembre de 2018, se están ejecutado en colaboración con la Comunidad de Regantes 'Sol y Arena'

Vícar, 4 de abril de 2019: El alcalde de Vícar, Antonio Bonilla, junto a los concejales de Urbanismo, Luz María Fernández y de Agricultura, Francisco Rodríguez, han visitado las obras de la nueva toma de la Desaladora del Campo de Dalías en la Rambla Pastor, que se encuentran prácticamente finalizadas, y que conectará  aquella con el Depósito Municipal de El Pastor. Las obras se encuentran ya en su recta final, habiéndose ejecutado el 90% del proyecto y están siendo ejecutadas por la empresa Fircosa, siendo cofinanciada por  el Ayuntamiento de Vícar y la Comunidad de Regantes 'Sol y Arena'.

 

Antonio Bonilla ha destacado la importancia de esta actuación, iniciada el pasado mes de diciembre y que cuenta con una inversión en torno al medio millón de euros, tiene para garantizar el suministro a los vecinos y a su vez proteger los acuíferos en busca de su recuperación. "Los técnicos estiman que en unas dos semanas estén finalizados las obras y tras las pruebas correspondientes podremos llevar a cabo la conexión con el Depósito del Pastor", ha señalado el alcalde que asegura que con esta actuación se mejorará la presión y permitirá ofreces un servicio más eficiente del agua desalada a La Gangosa y Las Cabañuelas.

 

Asimismo, el alcalde ha insistido en la importancia que el agua tiene para el principal pilar económico del municipio, como es la agricultura intensiva.  "El agua es un recurso vital, por ello, consideramos absolutamente imprescindible para el mantenimiento de nuestro campo la recuperación del acuífero y una forma de hacerlo es realizar actuaciones como ésta que nos ocupa", ha subrayado Antonio Bonilla.

 

Durante la visita a las obras los responsables municipales han tenido ocasión de comprobar 'in situ' la situación de los trabajos, tanto en la caseta de control, a la que le restan solo unos retoques, como de las canalizaciones necesarias para el servicio del consumo doméstico, en el caso del Ayuntamiento, o para dar servicio a la zona alta de la comunidad de regantes, en torno a unas 500 hectáreas que representan cerca de un 10% de la superficie a la que da servicio Sol y Arena.   

 

El Ayuntamiento de Vícar se reitera en su firme compromiso por recuperar el agua del Acuífero y en este sentido como ha recordado Antonio Bonilla, se ha apostado por un consumo racional del agua, utilizando para el consumo doméstico más del 50% de la procedente de la Desaladora del Campo de Dalías. En este sentido, ha asegurado que "los cerca de 1,5 hectómetros cúbicos de agua desalada consumidos por Vícar nos ha permitido cumplir rigurosamente con el compromiso adquirido con la Junta Central del Usuarios del Poniente y con los agricultores, de reservar el agua del acuífero para el riego agrícola".

Galería de imágenes:

Ver imagenVer imagenVer imagenVer imagen