'Paseando entre Velas', cierra su cuarta edición con un balance positivo

La fiesta del agua, la actuación de Jesús Cortés  y una tarde familiar como broche a una semana mágica

Vícar, 13 de agosto de 2018: "Ha sido sin duda la mejor edición, tanto en contenido como a nivel de organización", con estas palabras ha iniciado el alcalde de Vícar, Antonio Bonilla, su balance sobre la IV Paseando entre Velas que a lo largo de más de una semana se ha desarrollado en la Villa de Vícar y que concluía el domingo con una fiesta del agua con un deslizador de agua gigante de cincuenta metros que hizo las delicias de todos. A juicio del alcalde vicario,  "esta cuarta edición nos ha dejado satisfechos a todos y nos ha permitido dar a conocer y poner en valor, una vez más, el encanto de los rincones que atesora nuestro casco histórico, a la vez  que las miles de personas que han desfilado por el evento, han podido disfrutar de una semana mágica, repleta de actividades".

Ante todo, Antonio Bonilla ha querido agradecer el encomiable trabajo de la Asociación de Vecinos 'San Benito' y el equipo de Cultura del Ayuntamiento de Vícar, para que el gran evento del verano en el municipio haya sido posible, y que quienes han acudido a Vícar estos días y especialmente en la tarde-noche del pasado jueves, día culminante del evento, "se hayan sentido, en todo momento, como en casa". El alcalde ha destacado también el gran trabajo realizado por todos aquellos que han formado el dispositivo de seguridad y de todos aquellos que de forma desinteresada ha brindado su colaboración "para que este evento multitudinario haya sido el acontecimiento que todos esperábamos. Sin ellos y quienes nos han visitado este 'Paseando entre velas' no hubiera existido".

Tanto Antonio Bonilla, como el presidente de la Asociación de Vecinos San Benito, Eduardo Ruiz, han destacado el éxito de esta actividad, que ha convertido durante nueve días a la  villa de Vícar en el epicentro del arte y la cultura. Familias completas con sus niños, y también muchos jóvenes, han paseado por todos los rincones del pueblo, desde la Plaza del Barranquillo al Lavadero, la Iglesia Fortaleza, la Fuente del Barranco o la Placeta Los Pipos, Todos ellas, como la Puerta Margarita y la Travesía de la Estación,  magníficamente engalanados para la ocasión, en una labor a la que los vecinos han dedicado gran parte de su tiempo en las últimas semanas. Como ha señalado la concejal de Cultura, Vanesa Lidueña, "hemos aprendido de anteriores ediciones y por lo que nos ha llegado el nivel de satisfacción de los visitantes ha sido en general alto. Como ya dijimos el pasado año, entre todos trataríamos de mejorar, especialmente en lo referente al tema de los accesos, y eso es algo que claramente se  ha conseguido, aunque somos conscientes de que aún hay muchas cosas que se deben de mejorar de cara a sucesivas ediciones y evitar con ello molestias a las personas que acudan al evento, y para ello estamos trabajando ya".

En cuanto al desarrollo de esta cuarta edición, tanto el alcalde como la concejal de Cultura y el presidente de la Asociación de Vecinos, consideran que "se han cubierto con creces las expectativas que el evento había generado. El hecho de que las actividades se hayan desarrollado a lo largo de toda la semana "ha permitido dar más contenido al evento y lo ha hecho más participativo". En este sentido, cabe destacar el éxito de los talleres del Campamento de las Estrellas, en los días previos a la jornada central, y sobre todo la fiesta familiar del agua, con el tobogán de 50 metros, con desembocadura en la Plaza del Barranquillo, que junto con la actuación musical de Jesús Cortés en la noche del sábado, y la ya citada tarde familiar, condujo 'Paseando entre velas' a su despedida hasta el próximo año, en que regresará mucho más consolidado y nuevamente cargado de actividades.

 

Galería de imágenes:

Ver imagenVer imagenVer imagenVer imagenVer imagenVer imagen