Usuarios toman conciencia de un consumo más responsable de la mano de ADICAE y la OMIC de Vícar

El taller formativo se ha desarrollado en la Casa de la Juventud y el Deporte con una amplia participación

Vícar, 12 de diciembre de 2018: La sala Urban de la Casa de la Juventud y el Deporte de Vícar, ha acogido recientemente un taller formativo sobre consumo responsable, organizado por la Asociación de Consumidores y Usuarios de Bancos, Cajas, Productos Financieros y de Seguros (ADICAE), en colaboración con la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) de Vícar.  Alimentación, electricidad y moda fueron los temas sobre los que se centró la charla formativa, que ha sido valorada como "muy positiva" por el alcalde de Vícar, Antonio Bonilla.

 

El taller contó con una amplia presencia de usuarios quienes plantearon diversas cuestiones relacionadas con los temas citados, así como también sobre seguros, hipotecas o telefonía, otras de los cuestiones que mas consultas se vienen planteando en la OMIC vicaria. “Creemos que es muy necesario en esta actual sociedad de consumo el formar e informar a los consumidores para crear una conciencia crítica, solidaria y responsable. No hay que olvidar que ADICAE siempre vela por los derechos e intereses de los consumidores, que desgraciadamente a menudo son pisoteados por las grandes empresas”, explican desde la asociación de consumidores.

 

El consumo responsable se basa en un menor consumo y que este sea lo más sostenible y solidario posible, cuestionándose qué es prescindible y qué no, cuáles son las disponibilidades económicas reales y si las empresas que elaboran los productos cumplen los derechos humanos y la justicia social.

 

La OMIC de Vícar explica también que el consumo responsable es un hecho consciente, ya que es premeditado y antepone la libre elección a la presión de la publicidad y las modas impuestas; crítico; ético, pues se basa en valores como la responsabilidad o la austeridad como alternativa al consumismo; ecológico, al prevenir el derroche de los consumos naturales; saludable, fomentando un estilo de vida basado en hábitos alimenticios sanos y equilibrados ; solidario; justo y con poder de transformación social. De esta manera, a través de gestos cotidianos, se puede contribuir a un cambio significativo en las reglas y patrones de producción y consumo de la sociedad.